Ya dejen de chingar con su Platanito Show


La realidad en México no es que nos estemos volviendo insensibles con tanta violencia, si no que siempre fuimos insensibles y ahora nos estamos volviendo también violentos en diversas formas. Es por eso que gracias a las redes sociales somos el dedo inquisidor para cualquier personaje que “haiga” dicho o hecho una burrada, en concreto con TWITTER podemos emitir una opinión de 140 caracteres o menos  y ahorrarnos el esfuerzo de pensar lo que escribimos (ya sé que yo nunca pienso lo que escribo y viceversa). Con este tipo de brevedad mental hemos caído en la apatía y nos hacemos presos de las satisfacciones fugaces y virtuales que la red nos ha ofrecido.

Me he percatado que todos los Twitteros comparten el gusto por hacerse merecedores de la mejor frase, en cualquier categoría: Chiste, romántica, reflexiva, irónica, satírica y anexos. Con miras a ser los famosillos de esta red social (¡Oh, Señor que grandes metas!), pero en  cualquier caso lo mas comentado o retwiteado es cuando se trata de cargarle la mano a las personas que cometen errores, ahí estamos chingue y chingue con el pobre pendejo, igual que chamaquillos haciendo bullying, nomas que aquí no le podemos dar de mazapanazos al pobre sujet@.  Esto es derivado de que tenemos el mal gusto de estar chingando o haciendo chistes de cualquier estupidez ajena o propia, simplemente porque alguien nos dijo que: los mexicanos somos capaces de reírnos de cualquier cosa que nos pase. También nos dijeron que el albur formaba parte de nuestra cultura. ¿Cultura? No mamen, no encuentro nada de cultos a dos pendejos haciendo rimas y refiriéndose al pene, al ano o a la vagina y las millones de combinaciones y sinónimos  que puede haber entre ellos. ¡No mamen, no mamen! No encuentro cultura en eso, no, simplemente no.


Aun así nos tragamos todo ese cuento de que tenemos mucha picardía y que a cualquier desdicha la tomamos con humor. Ese cuento nos lo contaron para que sigamos siendo ese pueblo vulgar, sin educación y barbárico pero con una conciencia de que así estamos de poca madre y de que para nada somos ignorantes porque estudiamos en escuelas de gobierno de la mejor calidad en toda Latinoamérica, Las escuelas mexicanas. Para que cualquier crisis, devaluación o metida de corneta que nos den nuestro gobernantes, la tomemos con una sonrisa y hagamos un chiste de la situación tan precaria que estamos viviendo. Y ahí tienes a todos los mexicanos haciendo chistecitos de sicarios, de Calderón y los miles de muertos por el narco, de Peña Nieto y su incapacidad de salir librado de situaciones, de Ninel Conde, de las declaraciones de Kate y sobre todo del Platanito, de quien quiero hacer el siguiente énfasis:



Como ven somos capaces de ver la situación actual, sin tomar en cuenta las situaciones pasadas o el verdadero problema, somos unos perritos de Pavlov, que respondemos a la menor provocación. Nos dan una cortina de humo para que le echemos la culpa al primer chivo expiatorio. ¿Se acuerdan que en épocas de la inquisición existía una situación similar? ¿Cuál es el caso? Tenemos a un pobre payaso que por sentirse “muy atrevido” hizo mofa del caso más dramático en las últimas fechas, dramático por el hecho de tratarse de niños pequeños, un caso que ha a la fecha ha quedado impune y cuyos responsables se han pasado a las autoridades por las partes donde no les da el sol. ¡Ah! Pero los responsables de este desmadre pueden andar libres, ya luego nuestras grandes autoridades les darán su manazo y su regañada porque eso no se hace ¡Niños malos, niños malos!  Pero al pinche Platanito hay que quemarlo cortarle los huevos programas del aire por pinche manchado, es mas hay que vetarlo y si se puede que pague con sus últimos años de vida en la cárcel por manchado, burlón e insensible. Ya lo dicen nuestros diputados y millones de twitteros que con sus sabias frases deben tener la razón y si ellos lo dicen así debe de ser, “Vox populi, vox Dei”




P.D. Que crucifiquen al pinche Platanito Show para que pague por nuestros pecados.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que chingue su pinche madre el platanito y tu tambien

HLMDP dijo...

La neta sí, mi querido anonimo!

Alexander Strauffon dijo...

A mí sí me cagó el Platanito, pero no solo por el chiste, sino desde siempre. Y es inaudito que a gente tan puñetas y sin talento se les dé tanta difusión.

palmyv dijo...

chales, ¿será que les gusta andar gozando el plátano?