Cronicas CrudoMutantes II

Sinceramente, estoy en casa de mis suegros, se han imaginar que, primeramente, aquí hay internet inalámbrico (YUPII) y me traje mi laptop, también que debo de andar en la jarra; pero me dejaron un rato para escribir y que se me ocurrió o escurrió algo.

Antes de empezar con este post, quiero agradecer a mis seguidores, que son pocos pero al menos me dejan un comentario. En lo personal, este blog siempre ha sido para desfogar mis efímeros y banales comentarios, sin embargo, poco a poco me he dado cuenta que mi antisocialismo no me ha dejado nada y que los comentarios, buenos o malos me gustan (siempre que no sean trolls). GRACIAS, GRACIAS. Pero que quede claro que no estoy rogando por comentarios aunque así lo parezca.

Para comenzar:

En mi viejo San Juan… no se ve el OnceTV, pero aquí en el D.F. sí, Entonces me refiné, al calor de unas caguamas un documental que se llama: LOS NIÑOS DE MORELIA. La verdad me puse en chinga a buscar en Internet y a leer y leer todo lo que podía; simplemente porque supe que en aquel entonces estos niños, en tiempos de la GUERRA civil española, estuvieron a punto de morir, pero el General Cárdenas, entonces presidente de México, les dio asilo.

Ahí no para la cosa, yo me quede pensando “Que chido Cárdenas, que bien se vio”; porque de acuerdo a lo que leí y vi, se salvaron un buen de chavitos de la guerra, lo que es lo mismo, se salvaron de que se los cargara la Chingada.
AHH!! ¡Pero NO! A todos los pinches exiliados que entrevistaron se la pasaron hablando de cómo les fue, de paso dijeron que somos culeros porque los hacíamos menos, que con los que les daban, no les alcanzaba, que se morían de hambre, que había corrupción, que no les dejaban jugar; lo que es peor, que los mezclaron con niños mexicanos para convivir…¡HORROR!

Con todo respeto para mis hermanos españoles, creo que en lugar de estarse quejando de las vicisitudes que pasaron al llegar y ser objetos de algunos pendejos, al menos están vivos. Vivieron para contarla. Están aquí gracias a que se les dio asilo.
Ya eran puros viejitos los que entrevistaron (pus que esperaba), pero nadie agradeció, ni siquiera a Dios, el hecho de estar contando lo que les pasó.

P.D. Veni, Vidi Vici…. Pero me quejare por mis traumas infantiles…Al fin que los mexicanos están HLMDP.

1 comentario:

osande_ dijo...

que tranza muñeco por que andas tan lejos canijote bueno espero que te la estes pasando bien saludos a toda tu familia y que tenga un buen fin de año !!!

ya sabes que se te quiere muñeco y acuerdate de que somos tus fansss !!:)