A mi no me gusta el Futbol.


Si les dijera que el futbol me caga la madre y que se me hace una estúpida pérdida de tiempo estar sentado frente al televisor, sobándome la barriga con una lata de cerveza y gritándole a un aparato como si me fuera a hacer caso. Quizá perdería a 7 de mis 8 seguidores y al 99.5243% de mis lectores. Pero a riesgo de que me manden a la verga y que una porra enfurecida estacione su camión a la entrada de mi casa, esperando mi salida para bombardearme con petardos y su orina rancia; divagare…
El futbol es, como era en la antigua Roma ver a dos gladiadores en el Coliseo rompiéndose su madre a la de a huevo, ver como echaban a los leones a los condenados, ver como quemaba La “Santa” Inquisición a una mujer por externar su opinión. Ver el futbol es un acto que cumple con cosas casi imperceptibles pero en extremo importantes. Como tener al espectador metido en cosas irrelevantes que exaltan una euforia en extremo pasional, haciéndonos pensar que no existe cosa más distinguida que 11 personas que no conocemos, ni nos conocen y no creo que tengan ganas de conocernos, ganen un encuentro metiendo más goles que el contrario, con el fin de ufanarnos con una victoria que ni nos pertenece, aunque traigas puesta la camiseta del equipo, por más que pienses que esas 11 personas necesitan tu apoyo para ganar. No, simplemente no. Esas 11 personas y toda la comitiva ganan sueldos exorbitantes y no como tú, que te gastas el doble de tu salario en una entrada para verlos perder. Manejan coches último modelo y no como tú que viajas en un camión jodido para echarles porras. Estoy seguro que tu hijo necesitó tu apoyo en un partido de futbol, al que no fuiste por ir a ver a tu equipo. Necesito que lo defendieras de algún gandalla, como cuando te peleas con la porra contraria como un maldito Neandertal, pero nunca lo hiciste. 


Quizá mi aseveración de que el futbol me caga, es exagerada porque en verdad disfruto de la cascarita callejera y siendo sincero en más de una ocasión me he emocionado con la esperanza pendeja de que México exhiba un futbol de categoría y destreza como tanto presume. Lo que me en verdad me frustra es ver una bola de simios peleándose entre sí después de un partido de futbol con la simple excusa de que la porra se burlo de los perdedores, me cagan esas burlas, me caga ver como se divide la gente diciendo que los que le van al América son maricas y nacos y los de las Chivas son muy machos y con sombrero de charro (Por poner un ejemplo). Me encabrona el fanatismo y muchos se convierten en zombis al ver futbol. Me caga ver que los seleccionados no son más que una bola de “inflados”, inútiles bien pagados a quien no les importa ganar, no tienen honor y solo les interesa forrarse de dinero, medio jugando y medio haciéndole a la estrella que todos esperaban. No me caga el futbol, lo que me caga es ver esos vicios que se gestan alrededor de la pasión, lejos de ser un espectáculo y tener la esencia que todo deporte debe tener, el futbol ha servido para apendejarnos mas.

P.D. Tampoco tengo la esperanza de que mi hijo sea futbolista chingón y me saque de pobre. HLMDP
 Bye!!


No hay comentarios: